A mal tiempo, buena cara

Javier Norambuena recomienda un somnífero perfecto para noches lluviosas. Además de evocar hermosas sensaciones, su principal ventaja es que comenzarás a soñar antes de dormir. Hablamos de libros, por si pensaste que nombraríamos alguna droga. Mal pensados.
Admin Calavera
12 de junio de 2024
  • Carta enviada el 11 de Junio.
  • por Javier Norambuena
  • norambue@gmail.com

Estimado director,

Escribo este breve párrafo, para dar a conocer mi estado de ánimo. Que de tantas noches en vela por semejante lluvia y mal tiempo, que con la fuerza del soplo del viento, se han caído hasta las latas de zinc del techo, ya he podido reconciliar el sueño.

No es por automedicarme, o recurrir a un doctor, que solo se aprovechan del estado de salud de los enfermos. Es por el simple hecho, de leer. Aunque parezca increíble, pero estaba horas, después menos frente a un libro leyendo. Y en vez de estar contando ovejas, con la imaginación adquirí la voluntad de viajar a lugares de apacible armonía, donde incluso les podría asegurar sentí aromas o perfumes agradables al sentido del olfato.

Así es,  confío en ustedes. Que seguro, están leyendo estas sensibles frases. Por que la sana lectura, realmente me ayudó. Ahora bien, qué tipo de libro leer, para las noches de insomnio. Me beneficié, con cuentos, poemas, fábulas y leyendas. De muchos autores, pero les recomiendo, las fábulas de Esopo.

Atentamente

Javier Norambuena

  • ¿Te gustaría participar enviando una carta? Hazlo acá

Te invitamos a compartir tu opinión en los comentarios de esta publicación.

2 comments on “A mal tiempo, buena cara”

  1. Don Javier, leerlo me hizo recordar tardes y días de eterna infancia. Días ochenteros donde la historia al menos en mí infantil mundo pasaba desapercibida, no por yo desearlo, sino porque la casa donde vivía no tenía radio, periódicos, ni mucho menos televisión. Tampoco tenía vecinos, ¡ni amigos! Aunque usted no lo crea, tuve una infancia solitaria. Solitaria hasta cierto punto, pues los libros fueron mis mejores amigos, podría atreverme a decirle a usted que las Fábulas de Esopo justamente me atraían de tal manera, sin entender que significaba eso de "Esopo", o que era eso de "Fábulas", pues leía todas esas cosas en unos libros verdes que se llaman "El Tesoro de la Juventud". En esos libros creía yo que se plasmaba el contexto histórico, científico, político y existencial que me circundaba, así de aislada pasaba yo mis solitarios días de niñez. Me trajo usted por un instante recuerdos que jamás olvidaré, y con una triste sonrisa vuelvo a recordar aquellas tardes veraniegas en las que creí que el mundo en el que yo vivía era el de los ferrocarriles, el de don quijote, y el de las Fábulas de Esopo.

  2. Estimada Lucrecia, has dado en el clavo. A veces la mejor compañía en nuestra soledad cuando fuimos alguna vez niños, sin duda estuvo en la imaginación, amistad invisible de nuestras largas tardes de juegos. Coleccione la obra completa del "tesoro de la juventud". que eran aquellos libritos clasificados por número y área de estudio; literatura, historia, arte contemporaneo, etc. Siempre acompañados con un sana lectura, pues la curiosidad de nuestra infancia fue infinita.
    Gracias por tu comentario.
    Abrazos Cordiales

    Javier Norambuena

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas relacionadas

Soneto I x Dully

Jugando con las palabras como quien juega con arcilla, nos escribe Dully unos versos tanto melancólicos como enigmáticos, como deberían ser todos los versos. Nada como el desamor para inspirar buenos poemas.
Admin Calavera
7 de julio de 2024

El síndrome del corazón roto

Vikcy nos regala este poema que, como buen poema de desamor, es también una velada amenaza: cuidado con enamorarse, pero, al mismo tiempo, ojalá que te enamores.
Admin Calavera
1 de junio de 2024

Los zapatos del otro

Almendra envía un poema que aparentemente habla sobre zapatos, prenda encargada de ocultar dedos chuecos y protegernos del pedregoso camino. Sin duda, nuestra prenda favorita. Realmente y metafóricamente.
Admin Calavera
6 de junio de 2024
1 2 3 6
crosschevron-down